banner-marca

MARCA DE CALIDAD “TUNARA”

El pescado artesanal se caracteriza por su calidad y frescura. En la red comercial ya se puede encontrar pescado y conchas de bivalvos al amparado de la Marca “TUNARA”, que certifica el pescado y marisco del día que haya sido pescado y desembarcado en el puerto de la Atunara.
El origen de la marca “TUNARA” parte desde la Organización de Productores Pesquero OPP-79 con el fin de “diferenciar” los productos del mar procedentes de la pesca artesanal de nuestras costas, dentro de la variada oferta que presenta un mercado cada vez más globalizado y con una amplia variedad de productos. Así, los productos pesqueros al llevar un distintivo, pueden ser distinguidos con facilidad en el mercado con el que se encuentra el consumidor a diario.
Los productos etiquetados con la marca “TUNARA” certifican respeto al medio ambiente y las aplicaciones de unas prácticas higiénicas y de manipulación adecuadas por parte de las empresas que los pusieron en el mercado. La marca “TUNARA” es una herramienta del sector pesquero para poder diferenciar la frescura y calidad de su producto y para además, poder hacer publicidad de su buen hacer en el trabajo que es el mejor aval para la continuidad y el futuro de su actividad.
La marca de calidad beneficiará al sector pesquero de la tunara, a los consumidores, que conocerán la procedencia del pescado y a los hosteleros, que disponen así de una garantía en cuanto a la calidad, frescura y sostenibilidad del producto que ofrecen a sus clientes.

“hacer valer el producto en el mercado, identificándolo y destacando su calidad por el uso de las artes selectivas, porque forma parte de la pesquería de nuestra flota artesanal”

“TUNARA” garantiza que todos los productos etiquetados proceden del marisqueo o de la pesca de bajura que se desembarca diariamente en el puerto de la Atunara. Todos ellos tienen, por tanto, menos de 24 horas fuera del mar en el momento de su primera venta. Además, los métodos extractivos empleados son respetuosos con el medio ambiente con el fin de conseguir una pesca sostenible y pensando en las generaciones futuras.

El pescado y el marisco que se acogen a esta marca deben ser descargados vivos, envasados en fresco, etiquetados de forma individual y subastados en las instalaciones portuarias que gestiona la Organización en el puerto de la Línea, además de cumplir el reglamento creado para el sello y por el resto de la legislación vigente en cada momento. También tienen que haber sido capturados en las zonas de pesca que comprende las aguas de los caladeros: de la Atunara, San Roque y Sabinillas. En cuanto a los barcos, deberán tener su puesto base en el puerto de la Atunara, ser socios de la OPP-79 y estar inscritos en el registro de la misma. Además es obligado que reúnan unas condiciones higiénicas y sanitarias que garanticen la calidad de los productos que pescan.